Residencial Metropolitan de Cuatro Caminos se enfrenta al Ayuntamiento de Madrid

Ibosa y Domo, las adjudicatarias de dos de los solares más deseados de Madrid, el de Cuatro Caminos y el de Raimundo Fernández Villaverde (ambos sacados a subasta en noviembre de 2014), están sufriendo retrasos en sus planes de urbanización que se han agudizado con el cambio de signo en el Ayuntamiento de Madrid. Según ha publicado el diario Expansión, tras sufrir un año de retraso imputable, según la cooperativa Metropolitan, a diferentes administraciones públicas, los futuros propietarios y gestores del proyecto solicitan al Ayuntamiento que dé trámite lo más rápido posible al proyecto de urbanización de las antiguas cocheras de metro, que supondrá, a la vez, una regeneración urbana de la zona.
 
El proyecto presentado por Grupo Ibosa pretendía construir 443 viviendas (62 de ellas protegidas) cuyos futuros propietarios se encuentran agrupados bajo la Cooperativa Residencial Metropolitan. Además la cooperativa correrá con la soterración de las actuales cocheras de metro, una subestación eléctrica y se desarrollará un gran parque público. Los adjudicatarios del solar ceden también al Ayuntamiento dos solares, uno dotacional de 6.700 metros2 y otro residencial de unos 5.850 metros2.
 
La Cooperativa Residencial Metropolitan había acordado con el anterior equipo municipal que ese 10% se monetizaría, es decir, que se concretaría en una compensación económica, que es una de las posibilidades que contempla la normativa. Pero Manuela Carmena no ha querido respetar ese acuerdo verbal y exige el 10% del suelo lo que significaría rebajar la edificabilidad a unas 400 viviendas dejando fuera a entre 42 Y 47 socios de la cooperativa que ya tenían una vivienda adjudicada y habían hecho distintos pagos.
 
Desde la cooperativa el malestar es patente, más cuando en el proyecto que van a acometer se concibe un parque público de 17.000 metros2, doblando así la dotación de zonas verdes a la que obliga la ley de suelo de 2001. De hecho, entre las zonas verdes públicas (17.000 m2) y las zonas verdes privadas (3.000 m2), más de la mitad del suelo a regenerar en este solar lo ocuparán nuevas zonas verdes, dotando así por parte de la cooperativa al distrito de Chamberí de un auténtico pulmón verde.

No se admiten más comentarios