Un Juzgado anula las cláusulas abusivas de un hipotecario multidivisa

Un juzgado de Granada ha anulado determinadas cláusulas abusivas por falta de transparencia de un préstamo hipotecario multidivisa suscrito por un usuario en el año 2007 y ha impuesto a la entidad bancaria la devolución de comisiones y su reconversión a la moneda euro y al índice Euribor. Según ha informado Martínez-Echevarría Abogados, encargado de llevar este asunto, el multidivisa es un préstamo normal en el, en lugar de denominar el capital prestado en la divisa natural del titular (euro), se hace en una divisa distinta, en este caso el franco suizo.

En cuanto a la modalidad de amortización, plazo y garantías sus características son prácticamente idénticas a las de los préstamos en general. No obstante, según este despacho de abogados, la obtención de un préstamo multidivisa con garantía hipotecaria implica que si alguien se hipoteca en francos suizos debe al banco en esa moneda. Por lo tanto, al margen de las variaciones de tipo de interés (LIBOR), hay otra variable importante como es la cotización de la divisa elegida frente a la moneda nacional.

A cada vencimiento, el titular del préstamo deberá comprar al banco las divisas que necesite para hacer frente al pago de la cuota y necesitará una cantidad de euros que dependerá de la cotización de ambas divisas. Martínez-Echevarría ha explicado que puede darse por tanto la situación de que, si el euro se deprecia frente a la divisa elegida en el préstamo después de llevar cinco o diez años pagando, se le deba al banco en euros mucho más que al principio.

Al producirse en los años de la crisis una depreciación del euro, las cuotas han ido subiendo considerablemente, una circunstancia de variación mensual en función del cambio de divisa que era "totalmente desconocida por el cliente”, según la sentencia. En 2014, al hacer balance de lo pagado y lo pendiente en este préstamo hipotecario, las cifras eran totalmente incongruentes, ya que tras haber pagado más de 77.000 euros entre amortización de capital e intereses, el usuario todavía tenía de capital pendiente más de 192.000 euros, cifra muy superior a lo solicitado. La sentencia obliga a la devolución de las comisiones y a la reconversión del préstamo en euros.

No se admiten más comentarios