El volumen de negocio del Facility Management en España supera los 70.000 millones de euros

IFMA España, Sociedad Española de Facility Management, ha analizado los sectores más representativos de su marco de acción y ha estimado que el volumen de negocio supera los 70.000 millones de euros, lo que supone un 6,47 % del PIB. La Comisión de Research de IFMA España ha sido la encargada de estudiar sectores como el de Limpieza, Restauración, Real Estate, Seguridad, Mantenimiento, Energía, Residuos, Correos, Mensajería y Gestión de Flotas para extraer las cifras de negocio y los datos de interés vinculados a la disciplina de Facility Management.

“Cada vez son más las empresas que se dan cuenta de cómo una gestión estratégica del FM puede ayudarles a conseguir sus objetivos corporativos. De esta forma, esta disciplina poco a poco se va consolidando en nuestro país”, afirma Vicente Redondo, presidente de IFMA España. Aunque más del 50 % de las empresas encuestadas declaran haber mantenido el nivel de servicio de limpieza en el último año, solo un 53 % han realizado encuestas de satisfacción a sus empleados para conocer su grado de satisfacción respecto a este servicio.

La solución preferida por las empresas para prestar el servicio de restauración es el comedor de empresa (24 %), aunque un 29 % declara no contar con ninguna solución específica al respecto. En lo que sí coincide un 83 % de los encuestados es en la valoración de la calidad por encima de la variedad.

De las tendencias analizadas, aquella que tiene más peso en el sector oficinas es la integración de varias sedes (28 %) seguida de la rehabilitación de oficinas (26 %) y ocupación de edificios en la periferia (25 %). Un dato muy positivo de las oficinas españolas es que el 50 % valoran su entorno de trabajo como bueno o muy bueno (28 %), sólo el 5 % lo considera de forma negativa. En lo relativo a la seguridad, el 40 % de las empresas ha mantenido durante el último año su servicio y presupuesto en este servicio, mientras que el 23 % ha reducido personal debido a la incorporación de tecnología.

Las tendencias con más futuro por orden de importancia son: ciberseguridad, vigilancia remota de inmuebles, consultoría, análisis y planificación de procesos. En último lugar estaría la vigilancia y protección física de inmuebles. Los tres puntos más valorados a la hora de planificar el mantenimiento son: cumplimiento sobre normativa técnico legal, controles técnicos específicos a los equipos y las instalaciones y cumplimiento aplicado a seguridad y salud en intervenciones de mantenimiento.

Las compañías que han participado en el estudio han valorado como principal tendencia la externalización del servicio para lograr una tecnología más avanzada (73 %). La medida con más impacto en el ahorro energético para el 42 % de los encuestados sería un cambio en las políticas de gestión energética de la empresa (horario de funcionamiento del edificio, detectores de presencia, temperatura ambiente) seguido de la sustitución de equipos antiguos por otros nuevos de mayor eficiencia energética y la implantación de sistemas de control. Los principales problemas a la hora de desarrollar políticas de ahorro energético se deben a la falta de estrategia comparativa (31 %) y falta de concienciación (29 %).

No se admiten más comentarios