Más de un tercio de los habitantes de Castilla y León viven sin conexión real a Internet

Estar navegando por Internet y que una página tarde en cargar o que un archivo se quede colgado al descargarse suele causar frustración en la mayoría de usuarios, que están acostumbrados a una conexión de calidad a la red en la que no existen las esperas ni los cortes. Algo que no ocurre en toda España. Es más, en algunas zonas buena parte de la población tiene que conformarse con una conectividad muy limitada, como recuerda Quantis, filial de satélite de Eurona. Es el caso de Castilla y León, donde más de un tercio de los habitantes no goza de una conexión de calidad, según aparece en el informe de zonas blancas NGA del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Estas zonas son las que el Ministerio define como vacías de cobertura de redes de banda ancha de nueva generación y, lo que es más grave, sin previsión de tenerla en un plazo de tres años. En esta situación se encuentran cerca de 800.000 castellanoleoneses, el 30% de los 2,5 millones de personas que viven en la comunidad. Pero lo peor es para los más de 13.000 hogares que no pueden conectarse de ninguna forma, es decir, que viven ‘desconectados’, según los datos del último informe de cobertura de banda ancha del Ministerio.

En este contexto, y ante los cambios que se están dando en el mercado de las telecomunicaciones, el satélite gana enteros como una solución eficaz para cubrir esta brecha digital que afecta a un número tan elevado de personas en una comunidad que es la que mejores resultados obtiene en toda España en el informe PISA de educación, un éxito basado precisamente en su sistema de escuelas rurales. De modo que si no se pone solución a este déficit de conectividad, se puede poner en peligro su innovador sistema educativo a la larga.

La conectividad vía satélite supone una respuesta a la complicada orografía de Castilla y León, lo que hace que un 15% de los hogares no pueda dar el salto a una conexión de 10 Mbps, que es el estándar básico actual, según datos de Aetical, la Federación de Asociaciones de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica de Castilla y León. Un estándar que el satélite supera y que permite que los hogares disfruten de una conexión a Internet veloz y sin cortes.

El satélite actualmente vive su revolución particular, ya que ha demostrado que es la única solución tecnológica que llega donde otras no lo hacen, como el sector marítimo, donde el operador tecnológico ya da conexión de calidad en yates, ferrys de pasajeros e incluso pesqueros, haciendo así posible las conexiones por mar.

No se admiten más comentarios