El Gobierno aprueba el Proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el Proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario en el que el Gobierno lleva trabajando desde hace meses. Entre las principales novedades, la nueva legislación abarata las comisiones de cancelación anticipada de las hipotecas a tipo variable y establece incentivos para fomentar el traspaso de hipotecas de tipo variable a tasa fija. Además, y para elevar la transparencia, se establecen nuevas exigencias de información al cliente por parte de los bancos, incluyendo detalles sobre la existencia de cláusulas potencialmente abusivas u opacas que estén recogidas en la hipoteca.

Otra de las medidas incluidas en el proyecto de ley es el endurecimiento de las condiciones para que la banca puedan iniciar la ejecución de un préstamo hipotecario: deben haberse producido nueve impagos mensuales o del 2 % del capital concedido, durante la primera mitad de la vida del préstamo. Los cambios afectan a particulares y autónomos. La norma es el resultado de la trasposición de la Directiva europea sobre Contratos de crédito.

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, aseguró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario aprobado por el Consejo de Ministros incorpora “las alternativas que favorecen más al consumidor”. También destacó que el objetivo de la nueva ley “es reducir los gastos asociados a modificaciones en los contratos hipotecarios y reforzar la transparencia”. Con ello el Gobierno trata de evitar situaciones como las provocadas por las cláusulas suelo y diferentes decisiones judiciales que “generaron bastante incertidumbre”.

Además, valoró que con esta nueva normativa se prima la búsqueda de la solvencia del deudor, lo que supone apostar “más por la calidad que la cantidad de hipotecas concedidas”. Por otro lado, hizo especial hincapié en las medidas para facilitar la conversión a tipo fijo de las hipotecas, ya que “no es normal” que la situación de “tipos de interés extraordinariamente bajos” continúa durante toda la vida de la hipoteca. “La percepción de que esos tipos de interés van a permanecer a lo largo de toda la vida de la hipoteca es errónea”, advirtió.

El ministro recordó finalmente que la nueva ley contempla un real decreto de desarrollo en el que se fijará un contrato tipo de hipoteca, que podrá ser demandado por el deudor. “Será de fácil comprensión y transparente para que no genere ningún tipo de duda”, apuntó.

La norma se envía ahora al Congreso de los Diputados para iniciar la tramitación parlamentaria y cuenta con un amplio consenso político, aseguró. En concreto, De Guindos explicó que será apoyada por Ciudadanos, el PNV y los partidos canarios, y abrió la puerta a incorporar enmiendas del PSOE.

No se admiten más comentarios