La inversión en hoteles roza los 4.000 millones

Evolución de la inversión hotelera.

La inversión hotelera en España alcanza los 3.907 millones de euros en 2017 (considerando hoteles en funcionamiento e inversión en inmuebles para reconversión en hotel), lo cual significa un nuevo récord histórico, muy por encima del récord anterior alcanzado en 2015, cuando se destinaron 2.614 millones de euros a la inversión en este sector. Así se desprende del Informe anual Radiografía del Mercado de Inversión Hotelera en España en 2017, elaborado por Irea.

El año pasado se transaccionaron en España un total de 182 hoteles y 28.813 habitaciones frente a los 147 hoteles y 21.646 habitaciones del 2016, lo cual ha supuesto un incremento en el número de activos pero también en el precio medio pagado por habitación, que se sitúa en torno a 119.000 euros, aproximadamente un 30% por encima del precio medio alcanzado en 2016.

El excelente comportamiento de la industria turística en España (en 2017 superará los 82 millones de visitantes extranjeros, casi un 10% más respecto a 2016) y la solidez de su crecimiento continúan estimulando el atractivo de este mercado, lo que se ha visto reflejado en la clara apuesta por los proyectos de reconversión de inmuebles a uso hotelero y en la vuelta de las transacciones de suelo para desarrollo de hoteles. En 2017 los proyectos de reconversión y las transacciones de suelo para desarrollo hotelero han registrado un volumen conjunto de 478 millones de euros anotando un crecimiento del 139,8% respecto al año anterior.

En cuanto a la tipología de los activos, en 2017 la inversión en hoteles vacacionales superó ampliamente al segmento urbano, (69% frente a 31%) recuperándose la tendencia de 2014 y 2015 lo cual se explica principalmente por la concentración de los principales portfolios transaccionados en el segmento vacacional (86% del total de las habitaciones).
A nivel geográfico se recuperan destinos que habían permanecido poco activos tras la crisis. Málaga se incorpora con fuerza a los destinos preferidos por los inversores, registrando el 15% de la inversión total con 18 transacciones y 516 millones de euros. Canarias mantiene su hegemonía como destino favorito de la inversión acumulando 939 millones de euros lo que supone el 27% del volumen total.

Madrid repite como principal destino de inversión urbano con 637 millones de euros (considerando hoteles existentes y adquisición de inmuebles para su reconversión a hotel) por delante de Barcelona que ha registrado 422 millones. Todas las transacciones de hoteles existentes en Barcelona se produjeron con carácter previo al referéndum del 1 de octubre en Cataluña.

Las buenas perspectivas del mercado de inversión se asientan además en variables como el atractivo del “destino España” para los inversores internacionales, la abundante liquidez de los mercados de capitales destinada a la inversión en real estate o la fuerte presión compradora que motivará a vender a los propietarios de activos hoteleros, especialmente a grupos hoteleros de carácter familiar que se enfrenten a situaciones de cambio generacional.
Con respecto a la actividad de compra de deuda hotelera, en Irea consideran que “en 2018 se producirá una ralentización en este tipo de operaciones, si bien seguirán materializándose transacciones con origen en las intensas compras de deuda hotelera realizadas en los últimos años”.

No se admiten más comentarios